Friday, April 17, 2015

Entrevista a Teresa Iturriaga Osa sobre la presentación en Las Palmas de Mujeres en la historia (2)

 
 

El  jueves, 16 de abril, a las 18.30h, tuvo lugar la presentación de Mujeres en la historia (2), de M.A.R. Editor, en la librería Sinopsis de Calle Perdomo 6, (Zona Triana) Las Palmas. Participarán, las escritoras canarias Teca Barreiro y Teresa Iturriaga Osa, con la que hablamos.

 
 


Entrevista a Teresa Iturriaga Osa

 

P.- Las protagonistas de esta antología son mujeres que han cambiado el mundo desde la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, en ámbitos como el arte, la política, la economía, la cultura y el profesional. ¿Cuál es tu personaje?


R.- He publicado "Leonora, la divina loca", basado en la figura de la pintora surrealista Leonora Carrington. La voz de estas mujeres rescatadas del olvido es un desafío a los convencionalismos y nos lleva de la mano hacia un análisis social que investiga la esencia, el origen y el desarrollo de la labor creativa femenina durante la primera mitad del siglo XX. Leonora pinta sin censura, habla en voz alta, sin máscaras, y, con ella, hablan las mujeres que no tienen voz. Su arte es un grito, un auténtico manifiesto contra la vida sedentaria en defensa de la libertad. Sus sombras se adentran en los circuitos del pudor y del silencio donde habitan muchas mujeres. Porque Leonora es la rebeldía hecha persona y trazo. Su único deseo es revivir la imaginación y volar hacia espacios desconocidos, abandonando los caminos trillados. Huir lejos de la cárcel moral le confiere así una especie de inquietud nómada, cargada de misterio. Porque Leonora es una mujer que corre con lobos y, en lugar de entretenerse a coger las flores del camino a la hora del crepúsculo, no pierde el tiempo y se apresura a hacer realidad su sueño. Ella mezcla los colores, comprueba los pinceles y la luz, abre su lienzo sensible, palpa la fuerza de sus manos, pide auxilio a los dioses y se lanza a dibujar, a rodar por los mundos artísticos para expresar su verdadero ser. Leonora Carrington solamente quiere ser ella misma, aunque le flaquee el alma de miedo”.


P.- ¿Te parece adecuada la selección de mujeres importantes sobre las que habéis escrito desde 1800?


R.- Por supuesto, cada una de ellas me parece la perla de un collar. Es emocionante sentir las huellas de la vida de tantas y tantas mujeres que lucharon por ser ellas mismas a pesar de los obstáculos a los que se enfrentaron. Sus contextos visionarios son muy interesantes. Me encantan las personas fuera de la rutina, de la norma, de la normalidad. Bendita locura que nos hace traspasar los límites de lo establecido, enciende todo el universo a su paso, no se deja amaestrar... y se atreve, se atreve, se atreve. Esa rebeldía hace añicos la cordura oficial y es la única virtud que defiende la creatividad y la utopía de un mundo más humano.


P. -¿Al escribir ha primado buscar ejemplos positivos? ¿No crees que las autoras han huido de los negativos?


R.- Siempre buscamos referentes positivos, ya que la Historia  tiene demasiados elementos negativos que han dirigido los caminos del ser humano hacia abismos en los que no queremos volver a caer. Buscar ejemplos valiosos es una fuerza de supervivencia que nos hace soñar y creer que no todo está perdido. Por eso, nuestras mujeres olvidadas de la Historia son una reivindicación que exhibimos como banderas de libertad. Al rescatarlas, su ánimo entra en nosotras y nos empuja a ser fieles con nuestra pasión de vivir. Parte de ellas ya está en cada una de nosotras. En mi caso, por ejemplo, sumergirme en Leonora Carrington me ha abierto los ojos a percepciones muy profundas, intuiciones que me acompañaron a buscar esa delirante “Casa del miedo” donde hay que entrar para saber quién habla en nuestros sueños y pesadillas desde un pozo profundo. Un pozo dentro de nosotros. En definitiva, somos una zoología de seres y debemos estar a bien con todos ellos en ese proceso de encaramiento de la verdadera naturaleza personal. Ella era una gran estudiosa de la alquimia y la psicología de Jung. Huía de los espacios cerrados para vivir con la plenitud del instinto. Era muy sabia Leonora, la Desposada del viento, como la llamaba su amante Max Ernst.


P.-¿Te gustaría que un tercer volumen tratara la época de La Enciclopedia, el Siglo de las Luces y la Revolución Francesa?

 

R.- Me encantaría. Estoy segura de que ninguna revolución puede llevarse a cabo sin el impulso de las mujeres. Los grandes proyectos, los grandes cambios sociales, siempre van de la mano de los grandes amores. La presencia femenina en esa época debe sumarse a la Historia que camina. Buscaré para mi relato a una mujer francesa de mirada inteligente, muy compleja, nada ordinaria, dueña y señora de su libertad... Bien sûr.

P.-¿Crees que esta antología animará a otras escritoras de Canarias a participar en la difusión de mujeres olvidadas de la Historia, incluso, mujeres canarias que deberían darse a conocer fuera de las fronteras insulares?


R.- Estoy convencida de ello. Creo que en Canarias hay un gran potencial de escritoras que debe expandirse en los circuitos literarios. En la actualidad, la lejanía insular ya no tiene razón de ser. Vivimos en el siglo XXI, una época de intercambios magnífica en la que las redes nos ayudan a estar conectados con cualquier punto del planeta y, gracias a la comunicación telemática podemos organizar encuentros, promover proyectos, desplazarnos y reunirnos en cuestión de segundos. Les animo a que se unan a este hermosos proyecto de M.A.R. Editor.


 http://mareditor.blogspot.com.es/2015/04/entrevista-teresa-iturriaga-osa-sobre.HTML

Monday, April 13, 2015

  
 
 
 
 



El próximo JUEVES 16 de abril, a las 18:30h, tendrá lugar la presentación de "Mujeres en la historia (2), de M.A.R. Editor, el segundo tomo de esta antología está dedicado a mujeres que realizaron grandes aportaciones en diversos campos después de 1940. 26 mujeres escritoras nos ofrecen un volumen que, además de su importancia histórica y divulgativa, es un libro literario, escrito con el mimo y la sensibilidad que aporta siempre la literatura. Participarán, las escritoras canarias Teresa Iturriaga Osa y Teca Barreiro. ¿Dónde? Aquí, en librería Sinopsis.


 

*




Autoras de hoy

rinden homenaje a los logros de las mujeres de vanguardia. Desde la II Guerra Mundial la mujer obtiene el derecho a voto, defiende su lugar en la sociedad.

Las protagonistas de esta antología son mujeres que han cambiado el mundo desde la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, en ámbitos como el arte, la política, la economía, la cultura y el profesional. A través de los textos de escritoras contemporáneas comprobamos que durante este período la mujer no sólo obtiene el derecho al voto, sino, sobre todo, un lugar en la sociedad.

Escritoras de España e Hispanoamérica dan voz a personajes como la pintora y escritora Leonora Carrington, la fotógrafa Irina Ionesco, la egiptóloga Christiane Desroches Noblecourt, escritoras como Agatha Christie, Marguerite Duras, Alejandra Pizarnik, María Zambrano, Elise Cowen, Alfonsa de la Torre, Ana María Matute, Adelaida García Morales y Oriana Fallaci; la bailarina y actriz Josephine Baker y la pianista Alice Herz-Sommer. En el ámbito político y de acción social encontramos a Irena Sendler, apodada "la madre de los niños del holocausto". Asimismo están presentes Rosa Parks, Krystyna Skarbek, Hann Solf y Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de las Paz. De carácter completamente distinto es Eva Braun, amante de Hitler. En el ámbito político y de propaganda, es interesante ver el intento de desprestigio que la prensa franquista hizo contra las mujeres que lucharon por la República y la democracia, personificando sus ataques en Margarita Nelken, Dolores Ibárruri o Federica Montseny. Muchas otras mujeres podrían haber protagonizado estas historias. En M.A.R. Editor hemos pretendido que las escritoras elijan los modelos que más les interesan. Todas ellas son notables, y sirven para que el lector o lectora imagine qué personajes pudiera encontrarse. El deseo es que estas mujeres sirvan para incitar a crear nuestra propia historia.

Autoras de España e Hispanomérica escriben sobre las mujeres que han influido en los procesos sociales desde la II Guerra Mundial hasta hoy. Y demuestran cómo la sociedad evoluciona en muchos aspectos debido al impulso también de las mujeres, sus ideas, heroísmo, valor, constancia y el grandísimo esfuerzo en la realización de sus proyectos sin traicionar sus ideales.




          Aldecoa, Josefina

Antolín Herrero, Sol

Barreiro, Teca

Cabellos, Eva María

Calvete, Eloína

Cantó, Virginia

De León, María Luisa

García-Perate, Sara

Garrido, Laura

Gómez Garrido, Marta

Gordillo Jerez, Eva

Hernández Benito, Ángela

Iturriaga Osa, Teresa

La Vizcondesa de Saint-Luc

Marqués, Elena

Martí Fabra, Carmen

Martínez, Rosario

Moreno, Carmen

Pérez Arenzana, María Teresa

Pérez, Lucía del Mar

Ramos, Charo

Serrano Romero, Rosa

Suáñez, Montserrat

Taylor Herrera, Melanie

Valdominos, Virginia

 

M.A.R. Editor

 


 
 
Teca Barreiro y Teresa Iturriaga Osa


Wednesday, April 8, 2015


¿Vivir sin pastillas?

(ansiolíticos, calmantes, antidepresivos)

Susana Grimberg. Psicoanalista y escritora










En la película “Crímenes y pecados” de Woody Allen (EEUU 1989), aparece un personaje, el profesor Louis Levy, que tiene la siguiente intervención: “Los acontecimientos ocurren de forma tan imprevisible e injusta que parece que la felicidad humana no se incluyó en el diseño de la creación.” Y es cierto, pero aunque la felicidad no esté en ese diseño, el sujeto hace todo lo posible para alcanzarla. Es el horizonte: mientras más uno se le acerca, al mismo tiempo se aleja. 

Días atrás, una paciente a la que le habían recetado un medicamento similar al Prozac, comentaba a modo de protesta de que, si bien la relajaba, disminuía en ella el deseo sexual. Señalé que recuperar ese deseo, no estaba entre los objetivos que el remedio prometía alcanzar dado que lo importante era que produjese más y mejor, nunca que disfrutara más de la vida. 

La consulta de un médico a otro, no es sin consecuencias, porque el médico, para resguardarse de que el paciente tenga algún problema serio, recurre a la medicalización, que es el modo en el que la medicina moderna se expande y penetra en áreas de la vida cotidiana que no se consideraban médicas. Juan Irigoyen, profesor de Sociología en la Universidad de Granada, nos advierte que se trata de la colonización de espacios de la vida muy vulnerables. Por otra parte, no debemos olvidar que la medicalización estimulada por la alianza médico-industrial, ocupa un lugar privilegiado en el sistema productivo y sus objetivos distan de coincidir con los problemas de salud más relevantes. Un reciente libro de gran difusión los ha calificado como “los inventores de enfermedades”. Inventan problemas para aplicar las soluciones disponibles. 

El sujeto, al comenzar este milenio, ha quedado expuesto a nuevos síntomas, que hoy llamamos stress pero que, a mí parecer, se trata de la neurosis de angustia. Uno de cuyos causales son el sometimiento del sujeto a lograr una imagen corporal y virtual marcada por nuevos cánones de belleza, la dependencia a medicamentos, incluso drogas, para rendir más y a mayor velocidad, y la dependencia a todos aquellos objetos en los que ha quedado capturado y que taponan su pregunta por el ser. Lo más grave es cuando se le sugiere calmar el vacío existencial con las fórmulas mágicas que la ciencia inventa. Sin ir más lejos, el mundo publicitario, le indica al hombre moderno que si no corre no alcanza. Pero ¿qué es lo que el hombre moderno debe alcanzar?

El sujeto, sobrepasado por las obligaciones, muchas veces es capturado por la ansiedad. Vulnerable frente a cualquier hecho, se dirige a la ciencia médica para solucionar el imperioso malestar. Es el momento en que acude al socorro de medicamentos, es decir, de pastillas para vivir mejor, con el explícito aval del médico. 

Cuando un fármaco invade la vida de una persona resulta muy complicado dejar de tomarlo. Se produce un efecto psicológico de adicción bastante fuerte. El sujeto pasará a encontrarse en una situación de total inseguridad cuando deja de tomar el psicofármaco, teniendo de esta manera escasas herramientas de actuación para enfrentarse a los acontecimientos. Como los psicofármacos no tienen la mala fama que puede tener el alcohol, la cocaína, la marihuana u otras drogas, las personas con problemas de dependencia no son conscientes de ello.

Los psicofármacos deberían estar indicados en casos muy precisos, diagnosticados por profesionales idóneos que no repartan generosamente recetas de una forma continua, porque, si lo hacen, se llega a la adicción en la que el consumo de una sustancia determinada se hace imprescindible. Cuando el compuesto del psicofármaco se incorpora en el individuo, el organismo se habitúa rápidamente a la presencia constante de esa sustancia de tal manera que necesita mantener un determinado nivel de la misma para seguir funcionando con normalidad.

S.O.S, “salven nuestras almas”, es la sigla inglesa usada internacionalmente, a través de la cual se formula un pedido de socorro. Se la comenzó a utilizar a principios del siglo XX.
Este grito de auxilio, expresa lo que a muchos les puede suceder en algún momento crucial en la propia vida y es importante que su entorno pueda escucharlo porque, como leemos en el Talmud: “Todos los hombres son responsables el uno por el otro”.


 
El angustiante pedido de socorro, dirigido a familiares y amigos es, a mi parecer, un verdadero motivo como para solicitar una ayuda psicoterapéutica o comenzar un psicoanálisis. Con respecto al momento en que se toma esta decisión, conviene tener presente las palabras de Borges sobre que “modificar el pasado no es modificar un solo hecho. Es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas”. 


En nuestros tiempos, hombres y mujeres, no sólo piensan en el trabajo y la profesión para lograr un bienestar tanto en lo afectivo como en lo económico. El imperativo de ser feliz, bien podría ser uno de los slogans de la actual sociedad de consumo: consumir como sinónimo de felicidad, consumir como símbolo de placer. 

El sociólogo Zygmunt Bauman, al que suelo acudir en estos temas, instaló la metáfora de la modernidad líquida. Como saben, Bauman distingue dos fases de la modernidad: la modernidad sólida de la Ilustración que se corresponde a la sociedad de los productores, y la modernidad líquida que coincide con la sociedad de los consumidores. En ésta, quiero subrayar que se trata de la volatilidad, no sólo en los afectos, sino de los emprendimientos que se realizan en pos de una vida que termina siendo más expuesta a la mirada del otro y, también a la crítica que se vuelve contra la misma persona.


Nunca mucho, costó poco 


Quise introducir estas cuestiones porque algunas personas, movidas por un Superyo, no sólo exigente sino muchas veces cruel, caen en situaciones de stress y sufrimiento que terminan afectando a todos los que lo rodean.
Últimamente, escuchamos hablar más acerca del trastorno obsesivo compulsivo (T.O.C.), que es la presencia de obsesiones o compulsiones de carácter recurrente, de alguna manera graves como para provocar pérdidas de tiempo significativas, acusando un deterioro en las actividades normales. Las obsesiones son ideas, pensamientos, impulsos o imágenes de carácter persistente, que la persona considera intrusas y que provocan malestar, ansiedad y angustia. Al tener su origen en la infancia, el psicoanálisis apunta a su curación. Los tratamientos psicológicos y psiquiátricos curan en menor proporción porque, al no ir al fondo de la cuestión quiero decir, al no trabajar los aspectos inconscientes e infantiles de la personalidad del paciente, el mismo suele recaer de nuevo.
En lo personal, acuerdo con la definición de J. Lacan respecto del psicoanálisis como síntoma de una sociedad caracterizada por un gran cansancio para vivir. El temor de no poder cumplir, lleva a la gente a psicoanalizarse. “Cuando pasan las cosas, dice Lacan, cosas que ha querido pero que no comprende, el hombre tiene miedo. Al sufrir por no comprender, entra en un estado de pánico: es la neurosis. En la neurosis el cuerpo se enferma por temor a estar enfermo, incluso sin estarlo en la realidad”.


En nuestra vida cotidiana, podemos encontrarnos en encrucijadas sin salida aparente, derivadas de problemas laborales y económicos, exámenes, discusiones con la pareja o familia, aumentos de precios, disminución de sueldos, falta de trabajo, etcétera. Estas ocasionan un gran desgaste a nuestro organismo.
Es factible que cada uno de los factores mencionados, pueda llevar a nuestro cuerpo y a nuestra mente al agotamiento, a "no poder más", aunque no seamos conscientes de ello, y que sea este un motivo importante como para salir de la omnipotencia y pedir auxilio. Me gustaría agregar, que en la trampa de la omnipotencia caen todas las personas, independientemente del sexo y edad.
Si bien la felicidad humana no se incluyó en el diseño de la creación, como dice el personaje de la película de Woody Allen, él mismo también agrega que sólo con nuestra capacidad para amar le damos significado a un universo indiferente porque la mayoría de los seres humanos tienen la aptitud para seguir tratando de hallar alegría en cosas simples: la familia, el trabajo y la esperanza de que las generaciones futuras alcancen una mayor comprensión.


 

Quiero concluir con este pensamiento de Sigmund Freud: 

"La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas."