Wednesday, November 22, 2017


25 DE NOVIEMBRE
 
CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO



Rex contra la barbarie

         En casa aprendimos a vivir sin miedo con Rex. Fue nuestro perro más valiente y leal. María lo recogió de la perrera porque nadie quería adoptarlo por su carácter. Fue un amor a primera vista y no dudaron en seguirse. Cierto, dos almas fuertes. Recuerdo las noches en que salíamos solas hasta la madrugada y ninguna sombra se atrevía a molestarnos. Olía al intruso y le enseñaba los dientes con descaro si traspasaba los límites. En el mar no nos dejaba avanzar hacia las olas y nos devolvía con mimo a la costa. Ese perro había sido entrenado para salvamento. Nunca lo olvidaremos porque habría dado la vida por su familia. Doy fe. Y les cuento todo esto precisamente esta semana, al acercarse el 25 de Noviembre -día contra la violencia de género-, porque creo que se necesitan muchos Rex en las vidas de las mujeres maltratadas. Es tan grave lo que está sucediendo en nuestra sociedad de Derecho que se impone la vigilancia policial y una urgente protección de las víctimas. Pero, sobre todo, debemos exigir a la justicia que actúe con firmeza sobre aquellos que hoy sostienen su inocencia con manipulación y complicidad. Es tiempo de ley. De pruebas. De testimonios. De Investigación. Pero que nadie se confunda. No. Una mujer herida nunca puede gozar bajo las herraduras de los asnos ni bajo el sudor de una manada de bárbaros.
 
Teresa Iturriaga Osa
 


 
 
 
********
 
 

Monday, November 13, 2017


POESÍA
 
Teresa Iturriaga Osa
 
 
MAÑANA DE ACHICORIA AZUL
 
 
 
 
Isla de Elba, Italia, 26/10/2017

 
Ellas se erigen y se abren, puntuales
a su cita como espigas de sol azul.
Rememoran la alegría de la luz,
vestales del jardín de las delicias.
Ese brillo de las achicorias salvajes
se desliza por entre mis ojos niños,
edificio de belleza, transparencia del índigo.
Respiro el abismo proceloso de las ondas.
Un lago de mil manos abiertas
hacia el astro que nos nace ahora.
Veroles, fucsias, salvia y romero.
Zumbido de seres latentes.
La humedad difumina la roca.

¿Quién golpea las hojas de la higuera?
¿Quién eres tú, gaviota que caminas sobre las aguas?
¿Por qué me acaricias las uñas?

Presiento las luces del día
en el aroma del café
mientras ladran a lo lejos.

Ahora una mariposa se peina en mi estanque
con su fulgor verde de hinojos.
Cuánto amor en su vuelo de azúcar.
Hay señales por todas partes.
Escribe su magia de colores
en una ciudad sin lluvia,
el cenit casi táctil de la seda.

Una boca abierta grita su alegría
en silencio.
Y yo, sentada en este auditorio
de piedra en forma de piano,
preparo a fuego lento
mi mejor claro de luna.


 

Saturday, October 7, 2017


 
SIRENA DE BARLOVENTO
 



            Una tarde de octubre empezamos a hablar en un banco, allí me contó su lucha para dar de comer a sus hijos. Toda ella era como una nave con las velas tendidas al viento, un libro de verdades, un puño contra la pereza. Y escucharla fue calmando mis quejas hasta hacerlas insignificantes. Una a una, sus palabras me advertían del peligro de lo efímero; la riqueza y la pobreza estallaban a su lado como pompas de jabón. Cierto, un círculo académico hablaba en las manos de una anciana. Parecía un personaje de un cuento de hadas porque irradiaba un porte de sirena. Ni una arruga delataba su edad, ella se contaba los años por escamas. Desde entonces, la veo pasar cada mañana por delante de mi casa, vestida con su melena lisa y dorada, subida a unas aletas azules de medio tacón que sonríen al que madruga con las luces del alba.

 
Teresa Iturriaga Osa

Tuesday, September 26, 2017

 
La Fortaleza diamante


Teresa Iturriaga Osa
 
 

 

Bebes tu solera negra
en una copa con piedras
de paz azul, nueva parábola
del vino en odres.
Te rugen las tripas quemadas
al crepitar las almas
en tu charco jareal.

Y al sacudirte las olas,
los baluartes bajan peldaños hasta el mar.
Levantas la ciudad por sus brazos,
bailas ágil la memoria,
surcas un arrecife de horas.
Los días invaden tu arrabal,
te crían perlas las noches.

Una larga historia de agravios,
bombardeos y saqueos
deshace nudos con versos,
besa tu frente y camina. Camina.
La geria avanza por la retaguardia
mientras preside la mesa de magma
donde se sienta a hablar con la luz.

Hubo una vez un poema
que cambió el tiempo en llanura
y la llanura en placer.
Siempre ante el ruido de cañones.
Sus mil rostros siguen llorando la guerra.
Cuando el odio esparce su vértigo,
lo vomita por la espiral.

De roca a roca,
con mensajes clandestinos,
un grito salta a la atmósfera
y ya nos llueve sobre el hombro.
Ahoga al sol en su sequía
solo para enseñarnos
cuanto clamor hay que nadar...

 
Lanzarote, Castillo de San Gabriel, 24/9/2017.



 
 
 

Saturday, September 16, 2017


A gatas

          De la profunda oscuridad,
gravedad donde escuecen
las lágrimas,
se aprende la medida del silencio,
imagen tan extensa
como una llanura sin hierba,
derrubio de la muerte blanca,
basal presencia
que llega a gatas al corazón
y allí se sienta.

         Una duna de castillos cae a mares
con la espuma fina del tiempo.
Se conoce de memoria el nombre
de cada duende submarino.
La tarde no para quieta,
cambia de posición la arena seca,
aplasta la mojada, llama al pescador
y oye ruidos de remos.
Una barca silba el agua...
avanza sin arrugas de rodillas.

         Afuera, una atmósfera al contraluz
roza la córnea, viene
y bombea ese extraño color azul.
Uno tras otro, el asombro va enlazando
el talle de las buenas gentes
que se bajaron los escarpes hasta el pozo,
perforando fisuras con sus voces,
linternas, farolillos,
una verbena entera con su música...
la vista llena de ilusión.





Teresa Iturriaga Osa
 
 
DeLirium, La vocal de Lis, 2017.
 

 
 


***
 
 


 

Monday, September 11, 2017


 

Presentación del libro “DeLirium”

de Teresa Iturriaga Osa

 

Biblioteca municipal de Teguise (Lanzarote)
 
El acto tuvo lugar a las 20.00 h
del viernes día 22 de septiembre de 2017
 
La autora conversó con el escritor Manuel Concepción
 
Editorial La Vocal de Lis, Barcelona, 2017.
 
 



"Una escritura sin fronteras"


DeLirium viene a confirmar lo que ya sabíamos: Teresa Iturriaga Osa es una escritora que, sin abandonar nunca su inquietante mirada poética, posee también el don de la narración. Los que conocemos su poesía, que casi tiene cuerpo físico, y sus relatos, siempre sorprendentes, leemos este libro con la seguridad de que no vamos a encontrar una sola rendija por la que pueda entrar la decepción.
(Del prólogo de Emilio González Déniz, para DeLirium)


 
 

Teresa Iturriaga Osa es Doctora en Traducción e Interpretación por la ULPGC (Gran Canaria). Trabaja en periodismo cultural, sociología, radio, poesía, ensayo, relato, traducción. Ha colaborado en proyectos de investigación europeos y ha dirigido encuentros interculturales con voces de mujer. En su bibliografía: Mi Playa de las CanterasJuego astralYedra en vuelo, Revuelto de isleñasDesvelosSobre el andénGata en tránsitoCampos ElíseosEn la ciudad sin puertas DeLirium. Participación en varias antologías: Orillas AjenasHilvanesFriccionesQue suenen las olasEcos IIDoble o nadaEspirales PoéticasMadrid en los Poetas CanariosParísMujeres en la Historia I-II-III y Casa de fieras.
 
***





 
Teresa Iturriaga con el escritor Manuel Concepción

Monday, August 28, 2017


 
Caídas
 
 


 
 
No hay dos sin tres.
 
Y tres veces me caí.

 
Pero me levanté
riéndome
de mí misma.

Dos días de rasguños
y alguna sombra púrpura
del golpe.

Nada más.
 
Y vuelta a empezar.
 
 


Teresa Iturriaga Osa